Pupilaje ético

Beneficios de una vida en libertad

Nuestros caballos viven en absoluta libertad en un total de 35 hectáreas de prados a lo largo y ancho de la sierra. 

Estos, itineran de uno a otro dependiendo del abastecimiento y el clima de los mismos. Este sistema proporciona a nuestros caballos una dieta basada al 99% en pasto natural de gran variedad de terrenos y en consecuencia, de nutrientes.

Esta alimentación causa una escasa -nula en nuestro caso- aparición de enfermedades derivadas de la alimentación tales como las famosa laminitis o enfosamiento, lipomas, etc.

Además, su movilidad es completa. No se trata de pequeños padock de 20 metros de recorrido, si no de hectáreas de terreno: con desniveles, llanuras, senderos, zonas de descanso, sombra y agua. Consiguiendo que nuestros animales se mantengan en una forma física saludable además de un constante estímulo, cambiando su rutina dependiendo del entorno.

Dada la cantidad y calidad de terreno del que disponemos, rara vez son abastecidos de otro tipo de alimentación, a no ser que el animal lo requiera.

Queremos recuperar el campo de nuestros antepasados utilizando su mismo sistema. Así, con trabajo, hemos convertido terrenos abandonados, en ideales prados de pasto para nuestros animales.

​Vínculo con sus dueños y cuidadores

El manejo de nuestros caballos es total y la confianza, plena. Acuden a nosotros en cada visita, ya sea para su cuidado o para su monta. Vivir en libertad no está reñido con el contacto con el propietario. 

Este estilo de vida para nuestro compañero nos obliga a conocerle en libertad. Generar un buen vínculo ha conseguido que incluso disputen entre ellos el primer puesto para venir a saludarnos. Sólo ver sus expresiones cotidianas, dan una muestra real de su calidad de vida.

Pregunta por nuestros pupilajes de bajo coste para caballos retirados de la competición.

Nuestra equitación

 

Nuestra gran afición: las rutas a caballo. Ensillamos y al fin del mundo.

 

Esto comenzó no como una disciplina ecuestre, si no por nuestra pasión por la región que nos ampara.

Conocer pueblos, tradiciones, gentes y gastronomía. Y es que la equitación, en diferentes aspectos es sinónimo de cultura.

Llegar a un lugar escondido a través de un antiguo camino de tartesos, hasta dar con una preciosa villa romana, o surcar terrenos a través de rocas glaciares, atravesando pueblos tan bellos como Candelario para terminar degustando un plato de su gastronomía, nos sigue cautivando.

 

Dejaremos a tu disposición esta infinidad de rutas que abarcan desde Plasencia, Béjar y su comarca, fronteriza con la provincia de Ávila hasta llegar a la ciudad de Salamanca por la conocida Vía de la Plata.

 

Además de esto, podrás utilizar nuestra zona de trabajo para perfeccionar el manejo de tu caballo.

Como plus, disponemos de guadarnés y alojamiento para los propietarios. Esto quiere decir que si vives lejos, podrás visitar a tu caballo cuando quieras. En tu visita tu caballo estará en el prado más cercano y accesible, o incluso, debajo de tu ventana.

 

Finca La Asomada, Residencia Equina: pupilaje de caballos, turismo ecuestre y vacaciones con animales. Béjar (Salamanca).

Tel: 633 469 497

     652 210 658

  • Blanco Icono de Instagram
  • Facebook